COORDINADORA NACIONAL DE PUEBLOS ORIGINARIOS DE EL SALVADOR (CNPO-ES)

POSICIONAMIENTO ANTE LA CONMEMORACION DEL 83 ANIVERSARIO DE LA MASACRE INDIGENA DE 1932 EN EL SALVADOR

A 83 años de la masacre de 1932, los daños históricos y las condiciones de exclusión y desigualdades en la vida de los pueblos en general y de los pueblos originarios en particular siguen vigentes, sin contar con políticas públicas efectivas, tanto de Estado como de Gobierno que acaben con las condiciones de empobrecimiento profundo y marginalidad impuestas desde la creación de este Estado colonial. El robo de las tierras que hoy están en manos de los descendientes de quienes perpetraron el genocidio continua, sin señales claras de que estas sean devueltas a los pueblos, donde más de 40 mil indígenas ofrendaron su sangre y sus vidas, sin que hasta ahora haya habido pronta y cumplida justicia, deduciendo responsabilidades ante este Crimen de Lesa Humanidad.
Después de 23 años de haberse firmado los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a la guerra civil de los años 80’s, aun no recogemos los frutos de este proceso histórico, tomando en cuenta que la garantía a los derechos de los pueblos indígenas no fue considerado en ningún capítulo de las negociaciones entre los firmantes, a pesar de que muchos indígenas ofrendaron sus vidas en el conflicto y participaron de los diferentes frentes de guerra.
La Ratificación de la Reforma Constitucional es una buena señal para abrir el camino hacia un proceso de resarcimiento, por tanto consideramos que la Ratificaron del Convenio 169 de la OIT, debe ser un instrumento que
profundice en la adopción de medidas que permitan el respeto y restauración de los derechos humanos y particularmente de los Derechos Económicos, Sociales, Ambientales, Civiles y Políticos y Culturales de los pueblos. Así también la restauración de los ecosistemas y la biodiversidad en los territorios para garantizar los Derechos de Madre Tierra. Reconocemos la importancia que la nueva administración de Gobierno asuma el paradigma del Bien Vivir/Buen Vivir para el logro de la sustentabilidad, pero recomendamos la creación de una instancia de Descolonización, como un aporte para la recuperación de nuestros territorios ancestrales, la identidad de los Pueblos Originarios y la identidad nacional, los saberes, conocimientos y prácticas ancestrales de las diferentes culturas que habitamos el territorio que hoy se conoce como El Salvador.
Ante esto demandamos lo siguiente:

  • Crear los mecanismos que permitan el resarcimiento histórico y posibiliten el esclarecimiento de los hechos del genocidio y etnocidio de 1932, así como la reparación de los daños a los pueblos indígenas afectados.
  • Crear mecanismos que permitan la devolución de las tierras y territorios de los pueblos indígenas, de manera urgente e inmediata para que las comunidades tengan el acceso a la tierra que por siglos les ha sido negada.
  • Crear una instancia de descolonización del Estado de El Salvador, que garantice el proceso de refundación de un nuevo Estado, que sea respetuoso de las culturas de los pueblos originarios en la adopción efectiva del enfoque del vivir bien/buen vivir.
  • Ratificación inmediata de Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes.
  • Seguimiento a la agenda de pueblos indígenas emanada del “Primer Congreso de Pueblos Originarios de El Salvador”, realizado en Ayagualo en octubre de 2010.
  • Tomar medidas inmediatas ante la crisis alimentaría como efecto del cambio climático, la sequía por la falta de lluvia que ya afectan directamente a las comunidades indígenas y campesinas, mayoritariamente a las infancias, personas adultas mayores y mujeres y a todos los pueblos empobrecidos que habitan en El Salvador.
  • Rechazo total a las semillas transgénicas u otros productos de la compañía MONSANTO para la comercialización y el consumo en El Salvador y al saqueo de semillas nativas y criollas por parte de grandes corporaciones multinacionales con fines lucrativos y privatización de la vida y biodiversidad de los pueblos y las especies.

La Coordinadora Nacional de Pueblos Originarios de El Salvador (CNPO-ES) integrada por Los Pueblos Nahuat Pipil del Occidente de El Salvador, la organización Los Pasos del Jaguar, la Alianza de Pueblos Originarios Lencas, Ulúas y Nonualcos, el Pueblo Kakawira y el Pueblo Chortí; en colaboración con la Alianza para el Buen Vivir, la Paz y la Sustentabilidad, el Movimiento Siglo XXIII, el Comité Ecuménico de Estudiantes Universitarios Salvadoreños (CEEUS), el Grupo Sin Cuenta (G50), el Punto Focal de El Salvador del Movimiento de Juventudes Río+Vos y las Universidades Internacionales Libres para la Paz.

YULTUK NE TEHTEXAN IKMAN
¡Que vivan las primeras naciones!

Supported by


Edited by:

Enjoy Our Newsletters!

navegacion-segura-google navegacion-segura-mcafee-siteadvisor navegacion-segura-norton