La educación, ¿componente indispensable para garantizar el derecho a la salud?

Cristina Sirur Global Education Magazine

Cristina Sirur

Periodista y Voluntaria de Médicos del Mundo

e-mail: cristinasirur@gmail.com

 

Mariana Ruiz Global Education Magazine

Mariana Ruíz de Lobera

Responsable Gestión del Conocimiento y Aprendizaje. Médicos del Mundo España

e-mail: mariana.ruizdelobera@medicosdelmundo.org

 

 Versión Inglés

Una reflexión desde Médicos del Mundo España1

Medicos del Mundo Global Education Magazine

Resumen: El siguiente artículo parte de una reflexión sobre cómo se encuentra la situación de la salud en el mundo en términos de voluntad política y de ayuda al desarrollo y tomando como referencia los Objetivos del Milenio. Seguidamente, trata de cómo la educación influye en el desarrollo para garantizar el derecho a la salud, y de qué manera Médicos del Mundo trabaja en este sentido llevando a cabo diferentes proyectos de cooperación internacional.

Palabras clave: Salud, educación, desarrollo, cooperación, AOD, ODM, atención primaria, derechos humanos, médicos del mundo

¿Cómo está la situación de la salud en el mundo?

La unión de esfuerzos entre organizaciones internacionales, países donantes, receptores y otras entidades que trabajan en el sector salud ha conseguido, en los últimos años, mejoras en algunos indicadores de salud mundiales jamás vistos hasta la fecha. Sin embargo, las brechas entre los más pobres y los más ricos no se cierran, y los compromisos internacionales no se cumplen en el grado en que sería necesario. Esta situación se ha agravado en los últimos años por una crisis mundial, una crisis que no es solamente económica, como prueba el hecho de que se estén poniendo en duda algunos valores que debieran ser universales, como la solidaridad y el derecho mundial a la salud, la responsabilidad de todos y todas ante la situación mundial de pobreza, e incluso el propio estado de bienestar.

Esta situación se refleja claramente si analizamos la evolución de la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD). Seis de los países miembros del CAD (Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE) reducen su AOD entre 2010 y 2011, y entre todos ellos vuelve a destacar, por segundo año consecutivo, el descenso de la ayuda española, que es otra vez el mayor en términos absolutos, con una disminución de 1.685 millones de dólares; es decir, más del 28 % respecto a 2010. La reducción acumulada por la cooperación española en los últimos tres años es del 36%. Así, en 2011 la ayuda española se sitúa en el puesto 11 del CAD por monto de AOD y en el puesto 15 en cuanto al esfuerzo.

En cuento a la trayectoria en el compromiso hacia el 0,7% de la Renta Nacional Bruta para AOD que el gobierno había comprometido para 2012 (y el resto de partidos políticos con representación parlamentaria habían apoyado a través del Pacto de Estado contra la Pobreza), se ha producido un fuerte retroceso. Las previsiones sobre AOD contenidas en el proyecto de 2013 apuntan a que este año descenderemos hasta el 0,20%, un porcentaje que nos retrotrae a 1990 y que nos aleja mucho del pactado 0,7%.

 

Gráfico 3.1. Evolución de la AOD planificada y desembolsada 2002-2011

Medicos del Mundo Evolución de la AOD planificada 2002-2011 Global Education Magazine,

 Fuente: elaboración propia a partir de los PACI e informes de seguimiento PACI.

La cooperación española en salud se encuentra en una situación crítica, con el peso relativo más bajo de los últimos 10 años. Mientras los recortes del presupuesto de gastos del conjunto de los ministerios entre 2009 y 2012 han sido en promedio del 30%, el recorte del presupuesto de cooperación de la Administración General del Estado ha sido del 50%. Pero además, dentro de los recortes de cooperación, el sector salud ha sufrido una reducción desproporcionada: si en el trienio 2009-2011 el conjunto de AOD se redujo un 35%, la ayuda en salud lo hizo en un 62%.

Estas cifras demuestran la pérdida de interés por el sector de la salud de la cooperación española, hecho preocupante ya que se trata de un sector cuyos recortes tiene consecuencias en pérdida de vidas humanas y de aumento de sufrimiento.

Estos datos nos dan una idea sobre los retrocesos en términos de voluntad política y como reflejo de ello la disminución en los recursos que se destinan.

Para evaluar la situación de la salud en el mundo podemos centramos en los Objetivos del Milenio (fijados en el año 2000 para conseguir en el 2015). Tres de ellos (4,5 y 6) están vinculados directamente con la salud:

Objetivo 4: Reducción de la mortalidad de menores de  5 años. Ha disminuido en todo el mundo. Incluso África subsahariana, la región con más altos índices de mortalidad infantil, muestra mejoras en alguno de sus indicadores, en el periodo 2000-2010 su tasa de reducción es 2,4%, el doble que en la década anterior. Pero sigue habiendo mucho por hacer, todavía mueren al día 19.000 niños y niñas por causas evitables.

Objetivo 5: Reducción de la muerte materna. Es posiblemente el objetivo más difícil de alcanzar sus metas para 2015. El 56% de las muertes (casi 161.000) se dan en África subsahariana, donde una mujer por cada 200 partos muere en esta región. La segunda región sigue siendo Asia meridional, con un 29% del total de muertes maternas. La mayor parte de estas muertes son completamente evitables, pues si las mujeres tuvieran acceso a unos cuidados sanitarios adecuados con personal cualificado y pertinencia cultural, esta mortalidad  se reduciría de forma drástica. Pero no solamente la falta de acceso es por la falta de medios técnicos o humanos. En la salud de la mujer, existe un factor determinante que es el de la equidad de género, que llega a afectar incluso a la capacidad de la mujer de recibir o no un tratamiento, o de decidir si quiere más hijos o no. Por lo tanto, para afrontar la mortalidad materna no podemos solamente plantear la cuestión como un problema meramente sanitario, sino que se debe incorporar al análisis y a la búsqueda de soluciones para conseguir la equidad de género.

Objetivo 6: Combatir VIH/SIDA, paludismo y otras enfermedades. Respecto al VIH/SIDA, aunque no podamos decir que controlamos la enfermedad, podemos asegurar que el esfuerzo internacional está dando sus frutos, y el número de nuevas infecciones está bajando en todo el mundo. La mortalidad por esta enfermedad fue de 1,8 millones en 2010, frente a los 2,2 millones de 2005, lo que muestra una disminución pronunciada y constante. Sin embargo, el número de personas que viven con el virus del VIH ha crecido un 17% desde 2001, y en 2010 alcanza la cifra de 34 millones de personas. Esto es debido al aumento de tratamiento, el problema se sitúa así como enfermedad crónica, significa que estas personas deben tener acceso a tratamiento durante toda su vida, y por lo tanto no se pueden establecer estrategias puntuales de lucha contra esta enfermedad, sino que deben estar integradas dentro de los sistemas de salud, multisectoriales, libres de estigma y discriminación, y con una visión a largo plazo.

La malaria o paludismo sigue siendo, de las tres grandes enfermedades infecciosas (sida, tuberculosis y malaria) donde se ha puesto el foco de los ODM. De las tres, es  la que más enfermos provoca, sobre todo entre los niños y niñas. Hay 216 millones de casos de paludismo al año, que matan a 655.000 personas². El 91% de estas muertes están en África, y el 85% de los fallecidos son menores de 5 años. Como ocurría con el vih/sida, la incidencia por esta enfermedad ha disminuido un 17% desde el año 2000, y, lo que es más importante, sus tasas de mortalidad han descendido un 25%, gracias a la contribución de la cooperación internacional. Sin embargo, no se ha alcanzado el compromiso de disminuir el 50% la mortalidad para 2010.

En cuanto a la tuberculosis, a pesar de que murieron en 2010 más de un millón de personas (de las cuales 350.000 eran vih positivas), las proyecciones de las tasas de mortalidad por esta enfermedad indican que en 2015 serán la mitad que en 1990.

Queda poco tiempo para 2015, fecha que se marcó la comunidad internacional para alcanzar los resultados previstos en los Objetivos del Milenio. Desde Naciones Unidas ya se está comenzando a trabajar en el escenario posterior a 2015, se han recogido algunas lecciones aprendidas importantes, entre las que destaca la falta de participación y apropiación por parte de los países del sur y el diseño de las metas y los indicadores de forma independiente, ignorando los vínculos entre los diferentes ODM.

¿Qué podemos hacer desde la EDUCACIÓN para mejorar la SALUD en el mundo?

La vinculación de entre salud y educación es clara y así se refleja en varias declaraciones y tratados internacionales, señalamos a continuación algunos de ellos.

El Comité Económico, Social y Cultural de Naciones Unidas emite en el año 2000 la Observación General nº 14 relativa al Derecho al Disfrute del Nivel Más Alto Posible de Salud que desarrolla el contenido del artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966, indicando que el derecho a la salud es “Un derecho inclusivo que … abarca … también los principales factores determinantes de la salud, como el acceso al agua limpia potable y a condiciones sanitarias adecuadas, el suministro adecuado de alimentos sanos , una nutrición adecuada, una vivienda adecuada, condiciones sanas en el trabajo y el medio ambiente, y acceso a la educación e información sobre cuestiones relacionadas con la salud, incluida la salud sexual y reproductiva. Otro aspecto importante es la participación de la población en todo el proceso de adopción de decisiones sobre las cuestiones relacionadas con la salud en los planos comunitario, nacional e internacional”.

Los derechos humanos son indivisibles, interdependientes, complementarios e iguales, es decir, están relacionados entre sí de manera inseparable, no hay unos derechos que estén por cima de otros y son complementarios,  no se puede alcanzar el derecho a la salud sin una vivienda digna, sin acceso a la educación, etc.

La Declaración de Alma Alta (1978) en la búsqueda de una solución para garantizar la salud para todas las personas desarrolla  la estrategia de Atención Primaria de Salud. Los elementos mínimos que debe contener un programa de Atención Primaria en Salud, según Alma Ata, son: “La educación sobre los principales problemas de salud y sobre los métodos de prevención y de lucha correspondientes, la promoción del suministro de alimentos y de una nutrición apropiada, un abastecimiento adecuado de agua potable y saneamiento básico, la asistencia materno infantil, con inclusión de la planificación de la familia, la inmunización contra las principales enfermedades infecciosas, la prevención y lucha contra las enfermedades endémicas locales, el tratamiento apropiado de las enfermedades y traumatismos comunes y el suministro de medicamentos esenciales”.

Medicos del Mundo Formacion Parteras Global Education MagazineFoto 1: 2013 Formación Parteras entre Médicos del Mundo y Concert Action. Guatemala.

 ¿Cómo incluir desde nuestra actuación, la educación para favorecer el derecho a la salud?

Médicos del Mundo, trabaja para defender el derecho universal a la salud. En los proyectos incorporamos el análisis de los determinantes económicos sociales y culturales, el análisis de género. Identificamos fortalezas y debilidades de las distintas titularidades (de derechos, responsabilidades y obligaciones) para definir una estrategia de acción que contribuya a provocar un cambio en las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables. Evitando con ello una cooperación basada en el asistencialismo. No queremos ofrecer un servicio que genere dependencias y no desarrolla capacidades. Desde este compromiso el trabajo con la educación es fundamental y se desarrolla en varios sentidos.

Estableciendo alianzas con el ministerio de Educación para incorporar a través del currículo y/o capacitando al profesorado en derechos sexuales y reproductivos; además incorporamos en los proyectos el componente de Información Educación y Comunicación. La comunicación para la salud es “el proceso social, educativo y político que incrementa y promueve la conciencia pública sobre la salud, promueve estilos de vida saludables y la acción comunitaria a favor de la salud, brindando oportunidades y ofreciendo a la gente poder ejercer sus derechos y responsabilidades para formar ambientes, sistemas y políticas favorables a la salud y al bienestar”. Partiendo de la premisa de educar, informar, convencer y explicar, así como de escuchar, la comunicación para la salud proporciona a individuos y comunidades las ventajas y recursos necesarios para prevenir enfermedades y mejorar su calidad de vida.

A continuación, y para ilustrar cómo en la práctica Médicos del Mundo relaciona Salud y Educación, detallamos algunos de los proyectos que se están llevando a cabo en el ámbito de la Cooperación Internacional, donde el componente ‘Educación’ está bastante presente.

En la región del Kilimanjaro, Tanzania, Médicos del Mundo ha puesto en marcha una acción sobre “Salud Sexual y Reproductiva, ITS/VIH, Violencia de género”. Dentro de sus líneas de trabajo, destaca la “formación de formadores del Ministerio de Educación a nivel regional, sobre sexualidad, salud y derechos sexuales y reproductivos; del profesorado y personal directivo de primaria, y consejeros de salud y educación de pares en escuelas de primaria.

Desde el año 2010, Médicos del Mundo desarrolla en los Campamentos de Refugiados Saharauis, un Convenio para reducir las tasas de morbimortalidad materna e infantil, así como los riesgos y la carga de morbilidad en mujeres en edad fértil a través del refuerzo de las capacidades públicas y de la participación comunitaria. La intervención se completa con la creación de una Mesa de Concertación y Coordinación. Dentro de las líneas de trabajo, cabe señalar la elaboración de una estrategia de Información, Educación y Comunicación en SSR (Salud Sexual y Reproductiva).

Por último, uno de los proyectos más representativos es el que se desarrolla en Ciudad de Guatemala, orientado a fortalecer las Políticas de Salud y Educación para la adolescencia y la juventud en los aspectos relacionados con el Programa Previniendo con educación en dos centros educativos de las zonas 1 y 7 de Ciudad de Guatemala. En este proyecto, el factor Educación está presente en la mayoría de las líneas de trabajo: abordaje de la incorporación de la educación integral en sexualidad en el sistema educativo formal y en las organizaciones de jóvenes; implementación de la Estrategia Integral de Educación de la Sexualidad del Ministerio de Educación en las aulas de dos centros educativos; fortalecimiento de la capacidad institucional de los sectores sanitario y educativo, mediante la dotación al personal de salud de las herramientas metodológicas y los enfoques de género, derechos humanos y multiculturalidad; articulación intersectorial (Ministerios Salud-Educación) y de la sociedad civil para crear alianzas que promuevan el ejercicio de los derechos Sexuales y Reproductivos de los y las adolescentes y jóvenes de las zonas 3 y 7 de la Ciudad de Guatemala.

Medicos del Mundo Salud sexual y reproductiva Global Education MagazineFoto 2: 2011 Taller en Salud Sexual y Reproductiva. Ciudad de Guatemala

A lo largo de estos 23 años de experiencia hemos aprendido mucho, buscando siempre el camino que permita garantizar el derecho a la salud de las poblaciones más vulnerables de manera sostenible y respetuosa. La participación y la educación para la emancipación y el empoderamiento de titulares de derechos, es la argamasa indispensable sobre la que apoyar cualquier acción de cooperación para el desarrollo. Una organización que no es asistencialista, si no que pretende fortalecer las capacidades de los distintos agentes para que sean protagonistas de su propio desarrollo, incorpora necesariamente el componente educativo en su forma de actuación.

 

Notas

[1] Médicos del Mundo España es una asociación independiente que trabaja para hacer efectivo el derecho a la salud para todas las personas, especialmente para aquellas que viven en situación de pobreza, inequidad de género y exclusión social o son víctimas de crisis humanitarias.

[2] http://www.rbm.who.int/keyfacts.html

 

Bibliografía de referencia

Prosalus, Medicos Mundi, Medicos del Mundo. La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria. Informe 2012.

Página web de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/social_determinants/es/

ODM, http://www.un.org/es/millenniumgoals/

DEL VALLE ROJAS, Carlos, (2003): “Comunicar la Salud”. Temuco Chile, Ediciones Universidad de la Frontera

 

Este artículo fue publicado el 7 de Abril: Día Mundial de la Salud en Global Education Magazine.

 

Category: Uncategorized · Tags:

Supported by


Edited by:

Enjoy Our Newsletters!

navegacion-segura-google navegacion-segura-mcafee-siteadvisor navegacion-segura-norton