Entrevista con Cristina Núñez-Madrazo, Coordinadora del Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana (México)

cristina nuñez Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana

Cristina Núñez-Madrazo en el lago Titicaca

Javier Collado Ruano: Este es un reportaje muy especial para mi porque considero que una relación saludable entre las diferentes civilizaciones humanas es el punto de partida para conseguir una solidaridad global para el futuro común en la Tierra. En este sentido, la Doctora Cristina Núñez-Madrazo es un gran ejemplo de esta profunda convicción, porque su pensamiento visionario nos ha enseñado muchas lecciones valiosas en conocimiento, espiritualidad y ecoalfabetización. Actualmente, ella es coordinadora del Programa de Doctorado en Estudios Transdisciplinares en el Centro para la EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes en la Universidad Veracruzana en Xalapa, México. Estoy muy feliz porque la conocí en la Conferencia TheATLAS de 2014, Transdisciplinariedad, Transnacionalidad y Transculturalidad, que tuvo lugar en Taichung (Taiwán) en la Asia University durante los días 8 y 13 de Junio de 2014. Estimada Cristina, es un gusto enorme poder compartir tu energía, experiencias y sueños con nuestros lectores y lectoras.

Crisitina Nuñez, Basarab Nicolescu, Javier Collado ruano, global education magazine, CIRET, ecoalfabetización,Basarab Nicolescu, Cristina Nuñez, Javier Collado Ruano, global education magazine, CIRET, ecoalfabetización,

Cristina Núñez Madrazo, Basarab Nicolescu y Javier Collado Ruano conversando en Taichung, Junio de 2014

.

Cristina Núñez-Madrazo: Agradezco mucho la oportunidad de Global Education Magazine para compartir nuestro proyecto educativo y de investigación transdisciplinaria en el Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana.

Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana, global education magazine

Docentes e investigadores del Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes en Cantona

JCR: Como educador, me gustaría comenzar esta pequeña entrevista preguntándote sobre el papel de la espiritualidad en la dimensión humana para alcanzar un futuro sostenible. ¿Cuánto tiempo están trabajando en el Centro para la EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes? ¿Cuántos programas hay? ¿Cuándo fue fundado?

CNM: La espiritualidad es una dimensión fundamental que cruza transversalmente nuestro quehacer educativo. Su inclusión, a través de la praxis transdisciplinaria y el enfoque ecopedagógico, nos permite generar una transformación personal y profesional que comprende al ser humano en sus múltiples dimensiones y que incluye la dimensión emocional e intuitiva del proceso de conocer.

Asimismo, a través de la noción de espiritualidad laica – libre de creencias y dogmas- descubrimos la necesidad de reencontrar nuestra pertenencia al planeta tierra y de despertar nuestra conciencia participativa, lo cual implica sentirnos parte de nuestro entorno y considerar a los elementos de la naturaleza y a nosotros mismos como seres vivos habitantes del planeta Tierra.

Entendemos la espiritualidad como una experiencia que conecta todo lo viviente y a los seres humanos con la totalidad, lo cual permite crear un sentido de conexión profunda con la creación y con la vida. De la misma manera entendemos a la sustentabilidad a través de la conciencia en una ecología general que implica el reconocimiento de que somos participes y estamos inmersos en una gran totalidad.

El Centro de EcoAlfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana se creó en 2010 a partir de la iniciativa de un grupo de investigadores, profesores, estudiantes y personas de la sociedad civil que buscábamos formas abiertas y dialógicas de crear conocimiento desde la Universidad, reconociendo la crisis ambiental, humana y planetaria, y la urgente necesidad de colocarnos ante ella con una ética responsable y comprometida.

 

El Centro EcoDiálogo es un espacio educativo que recibe estudiantes de diversos niveles y de todas las áreas del conocimiento. Tenemos varios programas de posgrado, donde abordamos desde una perspectiva compleja, transdisciplinar y ecopedagógica las problemáticas actuales de las sociedades humanas.

La Transdisciplinariedad, la Eco-Alfabetización y el Diálogo de Saberes son los tres pilares que sostienen una perspectiva educativa dirigida a formar profesionistas e investigadores creativos, capaces de insertarse y fortalecer los procesos Creatividad Social Alternativa que emergen en todos los ámbitos de la sociedad a partir de la crisis planetaria (de la sociedad global).

La Maestría en Estudios Transdisciplinarios para la Sostenibilidad que fue creada en 2008 –poco antes de la fundación del Centro- constituye un cimiento desde donde hemos venido generando una propuesta de eco-formación transdisciplinaria.

Desde esta cimiente, en 2013 creamos el Programa de Doctorado en Estudios Transdisciplinarios (PhD), el cual está dirigido a la formación de investigadores que desde cualquier área del conocimiento puedan ejercer procesos creativos de investigación científica, humanista, artística y social. A partir de este programa de posgrado pretendemos extender esta propuesta educativa a los diversos países de Latinoamérica, con la finalidad de fortalecer las iniciativas innovadoras en el campo de la educación universitaria en la región.

JCR: ¿Cuáles son las lecciones aprendidas en los diálogos entre las tradiciones populares y la cosmología antigua de las filosofías mesoamericanas? ¿Qué significa la sostenibilidad desde esta cosmovisión?

CNM: Recobrar la conciencia de ser parte de nuestra Madre Tierra nos hace re-encontrarnos ante nosotros mismos como Sujetos y ser capaces de actuar con respeto, agradecimiento y humildad. Son éstos los valores fundamentales que subyacen a una noción sustentable del Buen Vivir presentes en la sabiduría de la cultura ancestral de nuestros pueblos originarios, en Mesoamérica, en la región Andina, en Sudamérica y en todos los pueblos que han habitado la Tierra desde tiempos remotos.

JCR: ¿Hay alguna similitud con otras creencias ancestrales milenarias, como por ejemplo el Budismo, el Hinduismo, el Taoísmo o el pensamiento chinés?

CNM: Hay muchas similitudes de la filosofía ancestral mesoamericana con las filosofías ancestrales de otros pueblos. La no fragmentación de la realidad, es una de las similitudes con otras filosofías; la aceptación del principio básico de complementariedad y de coexistencia de los opuestos, el ying, el yang, el principio femenino y el masculino, coexistiendo para crear la vida y la armonía.

JCR: Como otros autores intelectuales, tu defiendes la metodología transdisciplinar propuesta por el Profesor Doctor Basarab Nicolescu, como un camino fértil para comprender los retos actuales de la sociedad-mundo. Pero todos sabemos cuan difícil es aplicar dicha perspectiva en el currículo. En el caso de tu institución educativa, ¿cómo consiguieron integrar alternativas en la construcción del conocimiento que van más allá del racionalismo y la ciencia moderna?

CNM: La propuesta educativa que estamos desarrollando desde hace casi 10 años se basa en tres fuentes fundamentales: (a) el Pensamiento Complejo y la Educación para una Era Planetaria de Edgar Morin, (b) la Filosofía Ancestral Mesoamericana y (3) la Transdisciplinariedad y la propuesta de la Cosmodernidad de Basarab Nicolescu.

A partir de éstas fuentes de la filosofía y de la ciencia, nuestra propuesta busca conectar las ciencias de la vida con lo social, lo político y lo cultural justamente con el propósito de ir más allá de la fragmentación del conocimiento y de los seres humanos.

Los ejes a partir de los cuales hemos venido trabajando en los programas de posgrado son los siguientes:

a)    El proceso al que hemos llamado “re-aprendizaje transdisciplinario”, el cual está dirigido a generar la ruptura epistemológica necesaria para trascender el racionalismo y el reduccionismo de la ciencia hegemónica/convencional. Al mismo tiempo, por medio de la educación somática y la ecopedagogía, se genera una apertura cognitiva del sujeto necesaria para la comprensión profunda de la realidad, desde un proceso de autoconocimiento con conciencia crítica y diálogo reflexivo.

b)    La eco-alfabetización, que es una propuesta ecopedagógica, dirigida a promover el cuidado esencial hacia el entorno natural y social en el que habitamos, generando una conciencia participativa desde la conexión básica con la tierra, el cultivo de nuestros alimentos, la articulación con los saberes tradicionales de los pueblos ancestrales y el cultivo de valores humanos básicos como el respeto y la humildad.

c)    El diálogo de saberes que implica la apertura hacia otras formas del conocimiento, desde el arte, la filosofía, el humanismo y los saberes tradicionales, populares y ancestrales. Desde esta apertura hacia la pluralidad de saberes y formas de saber, se retroalimentan nuestros conocimientos científicos disciplinarios y se enriquece la perspectiva desde la cual podemos imaginar alternativas sostenibles de vida para cuidar nuestro planeta Tierra.

d)    La articulación del proceso de formación profesional con procesos concretos de indagación participativa, intervención social o investigación acción participativa que realizamos en contextos locales desde una perspectiva sistémica y bio-cultural. Los programas de investigación que llevamos a cabo en el Centro permiten y fomentan la incorporación de los estudiantes del posgrado en iniciativas de Investigación Acción Participativa concretas en distintos espacios locales de la bioregión donde habitamos.

  

JCR: Este año 2015 es el final del Decenio Internacional para la Acción “agua fuente de vida” 2005-2015. El agua es esencial para la vida. No existen seres vivos en el planeta Tierra que puedan sobrevivir sin ella. Pocos meses atrás, durante el “la Conferencia Anual de la ONU-Agua en Zaragoza sobre Agua y Desarrollo Sostenible” (15-17 Enero 2015) más de 300 participantes, entre los cuales había expertos de las agencias de las Naciones Unidas, representantes del sector privado, de organismos gubernamentales y organizaciones no gubernamentales dibujaron conclusiones sobre el “Agua y el Desarrollo Sostenible”. De acuerdo con el “World Water Development Report” de la ONU, para 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país afectado por escasez crónica o recurrente de agua dulce… ¿Dirías que el abordaje biomimético podría integrrse con la transdisciplinariedad para crear nuevos modelos humanos en armonía con los ecosistemas de la naturaleza? ¿Cómo podría la biomímesis concientizar medioambientalmente a la emergente ciudadanía mundial?

CNM: La transdisciplinariedad no es solamente un enfoque diferente e innovador del conocimiento y de la ciencia, sino una necesidad para la apertura hacia la ciencia de frontera y la inclusión de los múltiples y diversos saberes. En este sentido esta metodología nos permite conectar e integrar los distintos niveles del conocimiento y de la realidad.

Desde esta perspectiva entonces es posible que los seres humanos podamos aprender de las formas de comportamiento de la naturaleza para generar alternativas sostenibles de vida en nuestras sociedades. Particularmente entender los procesos sagrados de la naturaleza, que permiten que la vida se reproduzca en armonía y con gran respeto de la diversidad.

Para entender estos procesos sagrados de la naturaleza los seres humanos requerimos reintegrarnos como parte de ella. Recordar que somos parte de la naturaleza y que somos seres vivos.

 

JCR: En este sentido, ¿cuáles son los retos para la Educación para la Ciudadanía Mundial propuesta por la UNESCO para integrar hábitos sostenibles que nos permitan vivir en armonía con todos los sistemas vivos de la Madre Tierra?

CNM: Considero que la UNESCO enfrenta muchos desafíos para desarrollar su propuesta de Educación para la Ciudadanía Global. Uno de los más importantes desafíos es el de conectar procesos y problemáticas locales con sus propuestas globales. La crisis planetaria se expresa concretamente en espacios glocales. Entender las particularidades de estos espacios, crear programas educativos pertinentes y conectar con las alternativas globales que respondan a las necesidades reales de poblaciones locales me parece un gran desafío.

JCR: Como la EcoAlfabetización incluye todo nuestro sistema de creencias, valores, actitudes, costumbres, instituciones y relaciones sociales, constituye el modo en que percibimos la sociedad-mundo y cómo la especie humana interactúa con el planeta. Estamos empezando a entender el impacto de nuestras acciones individuales y colectivas entre nosotros mismos, pero también con la biosfera como un todo. ¿Cómo podríamos desarrollar diálogos ecoalfabetizadores para promover una “consciencia cosmoderna” que empodere a los jóvenes para sentirse parte del cosmos? ¿Qué es necesario para interconectar los problemas globales con la responsabilidad individual?

CNM: Estoy de acuerdo, despertar la conciencia de la responsabilidad individual frente a nuestras acciones y comprender que todos nuestros actos afectan a niveles globales es algo fundamental que hay que transmitir y generar en la población joven.

Los jóvenes de las sociedades actuales de hecho están buscando estas conexiones a través de diversas formas. Sin embargo, es necesario que desde las instituciones educativas seamos capaces de proporcionar espacios donde la creatividad social alternativa que se está generando cotidianamente en la sociedad -casi de manera espontánea- sea contenida, y fortalecida para potenciar sus capacidades creativas.

La Transdisciplinariedad es una herramienta educativa muy ponderosa para despertar la conciencia ecológica, para recordarnos que somos parte del todo, para generar una conciencia cosmoderna, que implica justamente el sentirnos partícipes de lo que acontece. Al reconocer la co-existencia de distintos niveles de Realidad y de Percepción, la Transdisciplinariedad conecta los niveles físico, mental, emocional y espiritual, y de esta manera permite que seamos capaces de ir más allá de nuestros propios condicionamientos culturales hacia una postura transcultural que nos permita comunicarnos y generar un verdadero diálogo creativo con la naturaleza y entre los seres humanos.

JCR: Sin ninguna duda, quería preguntarte por los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por las Naciones Unidas para 2030. Por primera vez en la historia de la humanidad conocida, muchos países han firmado acuerdos para trabajar juntos bajo las mismas premisas. Al final de los Objetivos de Desarrollo del Milenio vemos que todavía hay muchas cosas que hacer ante los retos universales. ¿Cuál piensas que debería ser hecho para empezar un cambio radicar entre nuestros líderes y políticos? ¿Cuál es el papel de los educadores y de las instituciones?

CNM: Considero que la situación del mundo actual es dramática: marginación, desempleo, depresión masiva, contaminación, pandemias de todo tipo, guerra.

En este contexto los líderes políticos tendrían que comprometerse con propósitos de paz y de cuidado del medio ambiente a nivel planetario.

Las instituciones educativas y los educadores tenemos un rol fundamental para generar conciencia y ciudadanía. Es decir, generar procesos de empoderamiento y autonomía en las sociedades locales, que permitan a las poblaciones la capacidad de apropiarse y cuidar sus territorios. De fortalecer sus procesos identitarios e imaginar horizontes de futuros sustentables para sus sociedades.

JCR: Entonces pensaré seriamente sobre tu invitación de estudiar mi post-doctorado en Veracruz. Definitivamente, quiero visitar su centro para tener experiencias somáticas en mi propio cuerpo-ser. ¿Hay algún congreso que deberíamos atender en 2015? ¿Dónde podrían nuestros lectores y lectoras conocer más sobre las actividades de su centro?

CNM: ¡Que buena noticia Javier! Será excelente para nuestro Centro contar con tu presencia realizando una Estancia de Investigación de Posdoctorado. ¡Me complace mucho saber que te interesa contribuir con el Centro EcoDiálogo de la Universidad Veracruzana en México!

Con tú presencia aquí desarrollando actividades de docencia y de investigación podrías nutrir nuestro trabajo y a la vez retroalimentar tu propuesta de una Educación para la Ciudadanía Global dirigida al Desarrollo Sustentable, justamente a través de integrarte a nuestros procesos de ReAprendizaje Transdisciplinario y nutrir nuestras iniciativas de investigación acción transdisciplinaria en los distintos espacios sociales donde estamos trabajando con la sociedad civil de nuestra bioregión.

Algunas ligas para saber más acerca de nuestro trabajo son las siguientes:

https://www.youtube.com/watch?v=O4E7h8A6sfQ

www.uv.mx.uv/mets

http://www.uv.mx/detransdisciplinarios/

www.uv.mx/ecodialogo

JCR: Gracias Cristina, estoy seguro que sería una experiencia muy provechosa y voy a intentarlo sin duda. Antes de despedirnos, ¿hay algo que te gustaría decir con motivo del Día Mundial del Agua? ¿Cómo podrían nuestros lectores y lectoras ayudar en este proceso de metamorfosis ecoalfabetizadora?

CNM: Considero que es muy importante expandir nuestra conciencia sobre el cuidado de nuestro Planeta Tierra. Generar una conciencia de co-responsabilidad en relación con nuestras acciones como individuos y como colectividades y gobiernos; fomentar la conciencia de que nuestras acciones tanto en los entornos cercanos y como en los lugares más alejados, tiene repercusiones en todo el planeta. Recuperar la conciencia y el conocimiento que tienen los pueblos ancestrales de que el agua es un ser vivo que merece nuestro respeto y cuidado. Requerimos aprender las lecciones de la biomímesis del agua para generar formas sustentables de vida.

Y algo fundamental, generar procesos comunitarios, locales-regionales de apropiación y cuidado del agua. Esto es urgente y para ello las instituciones educativas en los diversos niveles tienen un papel muy importante ya que alrededor de las escuelas se congregan las familias, tanto en los entornos rurales como en los urbanos y periurbanos.

Actualmente en México –como en todo el mundo- los ciudadanos estamos luchando por mantener la soberanía del agua. Las grandes empresas multinacionales aliadas con el gobierno ilegítimo y corrupto de nuestro país, tienen la intención de apropiarse del agua para intereses privados de enriquecimiento capitalista, y esto es muy peligroso para las poblaciones locales, ya que estas empresas, muchas de ellas mineras, utilizan el agua para la explotación de las minas y generan procesos de contaminación muy graves que tienen implicaciones sobre territorios de grandes extensiones afectando a poblaciones rurales y urbanas en varias regiones del país.

JCR: Muchísimas gracias de nuevo Cristina por tu tiempo e inspiración. ¡Espero verte de nuevo pronto para intercambiar más ideas y reflexiones!

This article was published on 22nd March 2015, for the World Water Day, in Global Education Magazine.

Supported by


Edited by:

Enjoy Our Newsletters!

navegacion-segura-google navegacion-segura-mcafee-siteadvisor navegacion-segura-norton