Fenomenología del Voluntariado Internacional

José Manuel Fernández NJosé Manuel Fernández N.

Jurista, pensador, estratega y escritor.

Correo: jmf7777@gmail.com     Web: http://jmf7777.wix.com/pensador

.

.

Resumen: Hay una nueva generación que es capaz de sentir, y manejar con inteligencia sus paradigmas para vencer obstáculos como las nacionalidades, los fanatismos, la escasez, las documentaciones y a veces el odio que por estadísticas deberían sentir contra su prójimo. Esa generación está cambiando el mundo, no se lo ha dejado a la siguiente. Son parte del voluntariado Internacional. Acuden donde son necesarios, sin importar lo qué tengan que hacer. Se entienden ciudadanos Internacionales. El Planeta Tierra es su hogar y todo humano es como un hermano. Están cambiando la huella de la especie con una mejor calidad de respuestas.

Palabras clave: voluntariado, ciudadano internacional, solidaridad, desarrollo sostenible.

 .

Phenomenology of International Volunteers

 .

Abstract: There is a new generation available to feel and manage intelligently their paradigms to overcome obstacles such as nationality, fanaticism, scarcity, documentation; and sometimes the hatred. That generation is changing the world, they do not left it to the next one. They are part of the international volunteering. They go where they are needed, regardless of what they have to do. They are global citizens. The planet Earth is their home and all human being is like his/her brother. They are changing the footprint of the species with a better quality of answers.

Keywords: voluntarism, international citizen, solidarity, sustainable development.

Introducción:

La ONU, en la resolución 56/38 de la AG, define el voluntariado como “una actividad emprendida por voluntad propia, por el bien del público en general, en la que los incentivos económicos no son el factor motivador principal.”

El programa VNU (Voluntarios de la ONU) plantea los valores universales del voluntariado: libre albedrío, compromiso, igualdad, entrega, solidaridad, compasión, empatía y respeto por los demás.

Se trata de un fenómeno universal que traspasa fronteras, religiones y divisiones culturales. Estamos ante la posibilidad de implementar de manera formal la calidad de Ciudadano del Mundo. como humanidad disponemos de todos los recursos para que el planeta sea un solo hogar. Cuando caminamos por el mundo descubrimos lo unificado que es. No existen barreras reales en lo físico que nuestra tecnología no pueda dominar. La gente sana del pueblo no se siente distante una de otra aunque vivan a continentes y océanos de distancia. Luchar todos juntos contra el verdadero problema que es uno mismo para todos es ahora posible. El único enemigo de esta humanidad es la ignorancia de lo fundamental; y esto es a la vez el indicador de un Sistema Educativo anacrónico, pasado de moda que educa a gente para el absurdo sociológico, que es a la vez la causa principal de la insostenibilidad de un modelo determinado de desarrollo. Este es el sentir, el núcleo del fuero interior del voluntario internacional. este es el espíritu aventurero que mueve a las nuevas generaciones, que se sienten dueñas del mundo y un solo pueblo a la vez. Que reaccionan como un solo cuerpo ante un dolor que parece insignificante para algunos al sentir los efectos de la distancia o de la percepción de no-responsabilidad por lo que aparenta no ser parte de nuestros asuntos. el voluntario verdadero es internacional aunque opere con sus principios a pocas cuadras de su casa. Siente en su espacio existencial su conección con cada ser humano en el planeta. Acepta las herencias de la antigüedad y la actualidad con todo su contenido y se hace responsable ante la posteridad.

Desarrollo Sostenible versus Absurdo Sociológico:

Cuando el desarrollo que yo puedo efectuar ha de dañar a mi prójimo, no lo es en realidad. el desarrollo sostenible no puede crear un enemigo. Como humanidad tenemos algunos pensamientos o puntos de partida que hemos catalogado de correctos o como muy obvios, que cuando los pensamos dos veces pierden todo su fundamento. He ahí el problema: no se enseña en las escuelas a pensar más de una vez.

El absurdo sociológico es un estilo de pensamiento muy común y que consiste en pretender o desear que todos colaboren con nosotros para entonces nosotros hacernos superiores a todos y tomar el control de todo a nuestro único favor. El voluntario internacional debe ir contra esta corriente y abrazar la lógica inversa de este absurdo planteamiento. Debemos pretender, sin rendirnos, que cada vez podamos competir siempre contra nosotros mismos para lograr entonces convertirnos en los más eficientes colaboradores de los demás.

El voluntario internacional juega contra la corriente, siente un dolor lejano, de un humano que pasa hambre o está enfermo del cuerpo o de la psiquis, o en su Ser Social; y contra todo pronóstico, se desprende de la comodidad de su lugar original; y corre a colaborar a su otro yo, que es cualquier persona que lo necesita allá muy lejos, o muy cerca, no importa, pero continuamente demuestra su vocación de perfeccionamiento de sí mismo, porque es profesional en lo que hace, ya sea porque ha vivido experiencias personales o porque ha pasado por los rigores formales y académicos de las sociedades formadoras.

Cuando lo pensamos por segunda vez, y sobre todo con la técnica de ponernos en lugar del otro; descubrimos que si alguien viene a nosotros queriendo convencernos de que colaboremos con él o ella para que entonces él o ella, nos superen a nosotros, y que luego nos controlen y nos gobiernen; entonces descubrimos que sin lugar a dudas es una conducta absurda, y por tanto solo posible contra seres infradesarrollados. El voluntariado internacional es entonces un fenómeno creciente que resulta de un despertar de la humanidad por sí misma. Es la respuesta de auxilio de la humanidad por la humanidad.

La gente no entiende que alguien estudie por ejemplo una carrera tan tediosa y llena de obstáculos como la medicina, y que luego en lugar de dedicarse a hacer dinero y realizar la propuesta social, egoísta e infantil de arreglar su única vida y olvidarse de los demás, para luego contradictoriamente salir hacia lugares plagados de dificultades, enfermedades, guerras, ignorancia, e incluso peligros peores que las guerras, tan solo para reducir un dolor tan ajeno y tan distante que cuesta entender que haya sido sentido y percibido a mares y mares de distancia.

Para la persona que es auxiliada por el voluntariado internacional genuino; la experiencia es comparable a la llegada de Dios. Cada persona en su egoísmo e impotencia, y ante el abandono del destino, recibe una terapia muy singular al ver que alguien venga en su ayuda, a colaborar. Es una experiencia que cambia la visión que se tenía del mundo y del “otro”, y de la especie humana; y se redime la historia de nuestra especie en cada sencillo acto realizado por ellos.

Del lado del voluntario hay una apertura de ojos, de la mente, se abren muchas cosas delante de él. Todas las teorías estudiadas y leídas se comprueban y se entrecruzan una y otra vez. Entra en la vida REAL, y es porque El paso de la teoría a la práctica es muy aleccionador. En su corazón pasan cosas que conciernen a la inteligencia emocional de la persona autorrealizada de la manera más noble: en el servicio a los demás.

Se entiende entonces que si nadie hace nada, no podrá ocurrir nada. Que “alguien” tenía que hacer algo”; y se entiende entonces el concepto del llamado de la vocación. Dijo Albert Einstein que el principio de la locura es pensar que haciendo lo mismo obtendremos un resultado distinto.

Ambos son pacientes y ambos son doctores: El voluntario que ayuda y el ayudado o auxiliado del voluntariado. Porque hay en los genes de la humanidad un sabor a responsabilidad por los resultados que estamos cosechando; unos a otros curamos las huellas de nuestros ancestros.

Educación para la ciudadanía mundial:

El sistema formador, educativo, amaestrador de los ciudadanos tiene serios problemas. Los estudiantes son sensibles a lo que ocurre; cada vez exigen más, lo anacrónico los aburre; la tecnología va más rápido de lo que pueden ir los países, incluso que los avanzados; y la juventud va más rápido que la tecnología. El sistema forma nacionalistas lo cual no está mal, pero no debe olvidar que todos somos un solo cuerpo, una sola especie, un solo ADN, y un solo destino.

Es necesario enseñar a las juventudes a pensar aplicando conscientemente técnicas de gimnasia mental, a entender y usar los recursos, y no a memorizarlos; algo quedará en la memoria pero lo importante es enfocar el eje social de los programas educativos y formativos con los demás ejes sociales que corren a la vez: enfocar realidades, y hacer despertar en el niño y en el joven el llamado a resolver un problema, y no a llenarse la cabeza de conceptos que no aterrizan y que se divorcian de la realidad in situ, y por tanto de lo que realmente es necesario. El cambio ya está a la vista; el nuevo profesional no lo será por decenas de cartones colgados en las paredes, lo será porque tiene la capacidad de responder ante situaciones problemáticas. y no lo será porque un CV o resumen de vida lo dice, lo será porque lo refieren como capaz las estructuras administrativas de los lugares donde ha ido actuando.

El mundo ha demostrado lo que es capaz de producir la división de la Tierra en tantos países, y ha demostrado como siempre ha habido grupos que manipulan equivocadamente para su propio aparente beneficio. Es entonces tiempo de un nuevo resurgimiento del espíritu del voluntariado internacional en cada ser humano, y que sea desde la misma escuela y familia desde donde se forme ese ayudador ejemplar: enseñar a competir contra nuestras propias marcas de perfección para hacernos mejores colaboradores de los demás. solo esta nueva actitud nos liberará del efecto de la ilusión de la escasez, y nos introducirá en la realidad de la abundancia y la prosperidad sostenibles, que incluso deberá ser libre del consumismo.

Es posible que en un futuro los países sean corporaciones privadas a las que contratamos para administrar nuestra ciudadanía mundial, y que las naciones dejen de existir como las conocemos, y también quizás no sabemos qué otros rumbos puede tomar la historia; pero lo que sí sabemos que las cosas están cambiando; y que si queremos un resultado honroso debemos involucrarnos, ya que el azar hasta el momento solo puede asegurarnos más egoísmo, y autodestrucción.

De manera transversal a los procesos nacionales, desde tiempos remotos vienen operando en la humanidad instituciones internacionales, en especial las religiones: un católico es un cuasi ciudadano del Estado Vaticano, más evidente mientras más se compromete con la iglesia. Pasa lo mismo con todas las demás religiones, y con los clubes y organizaciones internacionales. Si lo vemos bien estamos más cerca del ciudadano internacional de lo que pudiéramos pensar que no. Solo hace falta la iniciativa de una organización tipo ONU, o El Estado Vaticano en sus alcances, etc. que reglamente un estatus opcional para todo habitante del planeta para que pueda pasar a tener un único pasaporte mundial y una única identidad documental, y hacer real el principio del derecho humano del libre tránsito en el planeta Tierra. Renunciar como humanidad al concepto de extranjería y de fanatismo, y optar por un sistema administrativo que realmente soporte esta nueva visión, donde la diversidad es la unidad.

La Administración del Mundo:

Desafortunadamente los pasos que la humanidad ha ido dando han sido errados, con sobrada evidencia. Los sistemas administrativos y de participación ciudadana son entrópicos. Mientras más se desarrollan más destruyen al mundo. En mi propuesta sobre el sistema EMP o de Emisión Monetaria Personal he planteado un mecanismo sistémico irrefutable para poder unificar al mundo sin caer en la entropía de los sistemas sociales de administración. Es necesario unificar una fuerza análitica y procedimental al respecto de estos aportes o documentos, un marco jurídico.

Invitamos al lector a extender su inquietud hacia la profunda comprensión de la EMP como herramienta social y económica, tanto como de los ajustes propuestos de manera transversal desde la visión de la misma.

Todo ha cambiado, todo es distinto, solo falta que abramos los ojos y aceptemos lo que pueden ver.

Bibliografía:

1.- Fernández; Desmonetización: https://docs.google.com/document/d/1drMechD6ftnmuITA0ssmtKCuM4shbgityT55XzsZiXE/pub

2.- Fernández; Cúantas monedas debe tener un país; https://docs.google.com/document/d/1B4kWyqYGitG_Dvl3rvuCEJ1_ftPrlWdSDwPMQ54EyqA/pub

3.- Fernández, La Educación debe ser un Derecho: http://jmfernandezn.blogspot.com.ar/p/la-educacion-debe-ser-un-derecho-jose.html

This article was published on 5th December 2015, for the International VolunteerDay at Global Education Magazine.

Supported by


Edited by:

Enjoy Our Newsletters!

navegacion-segura-google navegacion-segura-mcafee-siteadvisor navegacion-segura-norton