LAS BATALLAS POR EL TÚNEL VERDE DE ENVIGADO

El Colectivo Túnel Verde surgió a partir de la unión de ciudadanos defensores del espacio público y de los derechos civiles, personas comprometidas con la participación ciudadana que desean proteger patrimonios locales como el Túnel Verde de Envigado (Antioquia, Colombia). Este Colectivo cree en las ciudades incluyentes, planeadas sosteniblemente para una vida digna y ante todo, defienden lo que consideran es mas importante, el respeto a la vida.

Pero, ¿Qué es el túnel verde? Desde que la comunidad se enteró de la inminente tala de más de 200 árboles que conforman un boulevard, para la construcción de un sistema de transporte de buses de mediana capacidad (Metroplús)[1] se manifestó pacificamente en contra de este procedimiento, para el cual ya se había concedido la autorización de tala, e indicó que el mismo tenía serias deficiencias desde el Derecho Constitucional y Ambiental en la medida en que el concepto técnico emitido por la autoridad ambiental del Departamento de Antioquia (Corantioquia) encargada de autorizar el aprovechamiento forestal de dicho proyecto no estaba suficientemente sustentado desde estudios profundos en materia social, cultural, paisajistico, y patrimonial y carecía de un proceso de participación ciudadana.

Por lo anterior, se acudió a las instancias legales como la única opción posible para encontrar en la justicia los mecanismos del ejercicio de la participación ciudadana y el derecho al goce de un ambiente sano, entre muchos otros aspectos que se consideraron vulnerados.

Después de diez largos meses de lucha, en donde los integrantes del Colectivo, ciudadanos del común, de diferente procedencia, profesión, y posición, han dispuesto de su tiempo, energía y recursos personales para luchar por esta causa, el Tribunal Administrativo de Antioquia finalmente avaló los argumentos de los actores, coadyuvantes y de los miles de ciudadanos que pensaron que el desarrollo sostenible de las ciudades es posible sin sacrificar el derecho a un ambiente sano y a la participación de la ciudadanía en las decisiones que puedan afectarlo. Este fallo judicial se ajusta a las premisas del 7° Foro Urbano Mundial, en el que se han cuestionado las tendencias de planificación basadas en privilegiar la urbanización, el vehículo particular y han olvidado la importancia del diseño de ciudades para el bienestar de sus habitantes.

Cabe decir que coincidencialmente, el reciente 7° Foro Urbano Mundial celebrado en Medellín (abril – 2014), municipio aledaño a Envigado, dejó claro que las obras en las ciudades deben consultar en primera instancia las necesidades reales de la ciudadanía mediante la colaboración de los grupos organizados; ya que si se sigue imponiendo un único modelo de diseño urbano, la ciudad resultante tendrá grandes brechas de inequidad.

Por todo esto se celebra el precedente dado por esta decisión judicial. El Tribunal aplicó el mandato de la Constitución Política de Colombia de 1991 y el precedente de la Corte Constitucional en cuanto a la relación inescindible entre el derecho a un ambiente sano y la participación ciudadana. A la vez, la justicia colombiana después de analizar el permiso ambiental dado por Corantioquia concluyó que sí hubo una ligereza en su aprobación, ya que no se tuvieron en cuenta criterios de carácter social, histórico, paisajístico, sociológico, cultural y de hábitat.

Este fallo sienta un precedente en la ciudad y en el país, en donde se respalda a una comunidad organizada y pacífica que se une en torno a la defensa de sus intereses comunes y se evidencia la importancia de involucrar a los habitantes en la planeación de las obras públicas que puedan afectarlos, pero sobre todo muestra que una comunidad unidad ¡SÍ PUEDE!

Por lo tanto queda demostrado que algunas instituciones en Colombia funcionan y que es viable acudir a las vías constitucionales cuando de solucionar un conflicto se trata. Esperemos que esto sirva de ejemplo para que la comunidad se anime a participar en la construcción de su entorno. Se deben buscar alternativas concensadas entre las administraciones y las comunidades que propicien la recuperación del espacio público y el respeto al medio ambiente.

El Colectivo Túnel Verde seguirá trabajando de manera pacífica y propositiva por la mejora en la calidad de vida los ciudadanos y la defensa de los derechos civiles y colectivos, contribuyendo así con el Objetivo del Milenio No. 7 que es garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

COLECTIVO TÚNEL VERDE (ANTIOQUIA, COLOMBIA) ¡UNIDOS SÍ PODEMOS!

[1] Cabe advertir que el Colectivo Túnel Verde no se opone al progreso de la ciudad, por el contrario somos defensores de un Sistema Integrado de Transporte que incluya, en prioridad, al peatón, al ciclista, el transporte público urbano y en el último lugar el vehículo particular. Medellín no se puede quedar atrás en el desarrollo de un Sistema Integrado de Transporte Público, el cual debe ser totalmente amigable con el medio ambiente, de lo contrario no solo nuestra fauna y flora se verían afectados gravemente sino el ser humano en general.

COLECTIVO TÚNEL VERDE (ANTIOQUIA, COLOMBIA, global education magazine

VÍDEOS

 

Vídeo 1: https://www.youtube.com/watch?v=2VD-oMErVfc

Vídeo 2: http://youtu.be/YphodcPwHYA

Vídeo 2: http://youtu.be/YphodcPwHYA

Vídeo 3: http://youtu.be/fIcwvCtLYEk

Vídeo 3: http://youtu.be/OGux2XutiV0

 

CANALES DE COMUNICACIÓN

 

-         FACEBOOK No a la tala de árboles por la av. El Poblado

-        TWITTER Túnel Verde

-         protunelverde@gmail.com

 

This article was published on 5th June: World Environmental Day, in Global Education Magazine.

Supported by


Edited by:

Enjoy Our Newsletters!